martes, 21 de enero de 2014

Reseñas:
Aguas Oscuras


Datos Técnicos
TítuloAguas Oscuras
AutoraClaudia Gray
EditorialMontena
Páginas352


Sinopsis
La embarcación más lujosa de todos los tiempos, el Titanic, está a punto de zarpar con destino a Nueva York. En él viajará Tess, una chica de 18 años que trabaja como sirvienta y sueña con llegar a Estados Unidos para empezar una nueva vida, y también Alec, un atractivo viajero de primera clase, hijo de un poderoso magnate americano, por quien Tess siente una atracción instantánea. En un viaje marcado por la fatalidad, en el que los secretos más oscuros saldrán a la luz, Tess y Alec deberán romper la maldición que les acecha incluso en las oscuras aguas del Atlántico…


Historia
La verdad es que en mi opinión la autora se arriesgó mucho en muchos aspectos, y al final no quedó a la altura de las posibilidades que podría haber tenido.

La historia que cuenta está bien, sin destacar especialmente. Tess ahorra cuanto puede para escapar de la tiranía de su ama en cuanto pise tierra, y no se le puede reprochar, porque mira que Lady Regina es mala con avaricia…Y termina en el Titanic, que todos sabemos como acaba. Alec es un joven amargado por su condición que intenta separarse de ella para protegerla, pero el corazón es débil y la atracción que sienten, difícil de eludir.

Es básicamente una historia en la que sabes casi todo lo que pasa, te depara poquitas sorpresas, y las que te depara o no son muy sorprendentes o son cogidas de los pelos. Por ejemplo...

[spoilers]
...ese final. Venga, hombre, de la manga nos sacamos la carta de que los hombres lobo entran en esa especie de trance casi muerto del que salen con la luna llena…Ya sabemos de dónde sale esa baza: de la necesidad de un bonito final.
¿Lo de la plata que detiene los efectos de la Iniciación? Otro comodín.
¿Y la guindilla, esa que dice que “Mijail tiene poder sobre Alec, pero su amor es más fuerte”? Precioso, pero es otro regalo gratuito.
[fin de los spoilers]

Como ya he dicho, la autora se ha arriesgado mucho. Se ha arriesgado al tocar el tema del Titanic, y para mal, porque no ha logrado ni por un momento hacerme sentir angustiada por el hundimiento; todo es rápido, falto de emoción y termina corriendo, como si fuera un pasaje sin mayor trascendencia.

La primera persona en presente también es un riesgo, y tal vez el peor. Es un tipo de narración que no sirve para todo, porque debe transmitir cada pensamiento, cada sensación, cada acto…Pero en este caso, como desgraciadamente sucede con muchas obras que la utilizan, no muestra ni la mitad de lo que debería. No lo vives. No estás ahí con Tess.

Pero todo esto no significa que no esté bien. Es una novela rápida de leer, no se hace particularmente pesada, ni tampoco especialmente emotiva. Se lee, y ya está.


Estilo
Hay que conceder que no es un estilo pesado. Con una buena puntuación y sólo algún caso puntual de redundancias, se deja leer sin ningún problema.

Pero repito que el tipo de narración es un error, un riesgo que le salió mal a la autora. Si hubiera optado por otra cosa, la primera persona en pasado hubiera quedado más cercano, e incluso en tercera, pero la primera en pasado ha hecho que sea una historia carente de la mayor parte de la emoción que podría haber tenido.


Personajes
Aunque la protagonista es Tess, una joven con sueños de libertad y muy pragmática, hay una gran cantidad de personajes que merecen mención, no sólo Alec, el chico lobo, del que hay que decir que es un caballero amargo y devoto donde los haya y me ha encantado…Sino que algunos de los secundarios también son dignos de ello.

El padre de Alec me encantó. Normalmente en los personajes de la alta cuna los padres no son lo que se dice amantes de sus hijos, cuando se desvían del camino se vuelven uno tiranos, como sucede con Lady Regina. Por suerte no es el caso, y nos encontramos con un hombre que lo sacrificaría todo, absolutamente todo por Alec. No se puede negar que es uno de los mejores.

Irene Ned también merecen su apunte. La pareja que forman la verdad es que me cogió de sorpresa y me chirrió un poco, no porque no quedaran bien juntos, que lo hacen, sino porque viene de pronto y sin venir a cuento, y sinceramente, destaca. Pero siguen siendo personajes geniales, y morir juntos en ese barco los convierte en mártires del amor que me han hecho saltar un par de lagrimitas.

Mi última mención es para Mijail, aunque no para bien. Es el malo más plano que he visto en la vida. Es malo por el mero hecho de ser malo. No profundizas en él, no comprendes por qué es como es (da igual si no tiene traumas infantiles que lo hayan vuelto así, puede ser cruel porque le gusta serlo, pero al menos sería algo), simplemente es el malo, el monigote al que hay que odiar porque sí. No me pareció un personaje real y tangible…Aunque confieso que eso no impide que se le odie completamente.


Otros
Hay algunos detalles que me molestaron un poco. Uno de ellos es la portada, pero es que siempre me molestan las portadas…En fin, ¿qué tiene que ver esa chica en el agua con la historia? Porque Tess, que es la protagonista y la que debería salir ahí, es rubia, no sé cómo lo veis. Nunca entenderé esa manía de hacer portadas completamente desconectadas de las novelas.

Y este otro es uno que me llamó mucho la atención, porque es un fallo tremendo. Bien dicen que en la Hermandad no hay mujeres lobo, que matan a las hembras licántropo porque hacen débil a la manada…Pero al poco, durante la iniciación de Alec, Tess hace alusión a “los hombres y las mujeres que han pasado por eso”. Hombres y mujeres. Y ella sabe que no hay mujeres en la Hermandad. ¿Es que nadie, ni la autora ni la editorial, notaron esta incoherencia?


Lo mejor
- Alec
- La historia que se cuenta, que aunque no es la gran cosa, está bastante bien


Lo peor
- Los riesgos que se han tomado y han salido mal, como el tipo de narración, y situar la novela en el Titanic
- Tess…Cuando tiene sus momentos “me atraes pero eres un monstruo terrible y por eso te temo”.


Nota final
Buena (6). No creo que merezca más, aunque no es una mala novela, aunque ha sido amena de leer y no me he aburrido con ella, pero ha tenido tan poca trascendencia que no creo que pueda ponerle más que esto.

Reseña hecha por
Aya Athalia

No hay comentarios:

Publicar un comentario