jueves, 27 de marzo de 2014

Recomendamos Escritores
Nora Roberts

El primer libro que compré de esta escritora fue La Cruz de Morrigan, que, aunque no lo sabía en aquel momento, abría la saga de El Círculo, una trilogía de magia, lucha entre el bien y el mal, y, naturalmente, mucho y ardiente romance.

Recuerdo el día en que lo compré. En aquel momento tenía la temporada obsesionada con la mitología celta, y al leer Morrigan fue como "ooooh". Miré la sinopsis. Magia, demonios. Oooooh otra vez.

No puedo decir que en aquel momento se convirtiera en mi favorita. Sí, me gustó mucho la novela, y compré las otras dos de la saga, pero en eso quedó la cosa. El estilo de Nora Roberts se me hizo en ocasiones un poco recargado, y otras veces, carente de la emoción que debía expresar un momento de mucho estrés, como era un combate (aunque las escenas de amor las borda que da gusto).

No pasó, por tanto, a ser particularmente especial para mí.

A veces las emociones aparecen de súbito. "Oh, dios, esto me encanta, lo quiero", y ya lo tienes. A mí me ha pasado con mis escritores favoritos, al menos, desde el principio los he adorado con la fuerza de un huracán (oh, pero qué bonito). Con Nora Roberts no fue así: Nora Roberts ha ido calando, desde un "no está mal" hasta un "oh, ¡libro de Nora Roberts! A por él".

Porque algo que tiene Nora Roberts es que las historias que cuenta son tan tangibles, tan reales y cercanas...Las parejas  te las puedes encontrar a la vuelta de la esquina. No son personajes perfectos ni cuadriculados. Son flexibles, grises, con lo bueno y lo malo de la humanidad.

Nora Roberts es la clase de escritora que te llega, que te cala hondo con sus novelas.


Si te gusta el género romántico, siempre con un trabajado trasfondo y un argumento variado e interesante, Nora Roberts es tu chica.

domingo, 23 de marzo de 2014

Reseña
Firelight 1
Chica de Fuego


Datos Técnicos
Título: Chica de Fuego (Firelight 1)
Autora: Sophie Jordan
Editorial: Vergara
Páginas: 296


Sinopsis
Jacinda no es una chica común. Desciende de dragones que pueden adquirir forma humana y ocultarse de los predadores que los persiguen. Su clan la tiene bajo control, ya que ella es la última de su especie: una bella y poderosa draki de fuego, comprometida con el príncipe heredero. Pero un encuentro fortuito obliga a Jacinda y a su hermana gemela a huir de su comunidad y adentrarse en el mundo de los humanos. Ella luchará por evitar que sus instintos se apaguen, aunque esto signifique acercarse a su adversario, un enemigo tan atractivo como peligroso, capaz de encenderla con solo mirarla. Firelight es una historia de amor desafiante, donde hay sangre y fuego. Fuego de dragón. Fuego de pasión. Poderes míticos, batallas interiores, luchas entre clanes… y un romance que dejará sin aliento a las almas en llamas que se atrevan a volar sobre esta ardiente trilogía


Historia
El desarrollo de la especie drakis me ha encantado. Al principio desconfiaba de este rollo de dragones que se convierten en humanos (y hablo yo, que tengo en mi cosmos particular dos razas parecidas, los ëranor y los besto de dragón), pero luego me ha acabado encantando. Me parece realista, dentro de la fantasía, bien montado y, sobre todo, muy desesperado.

La historia de Chica de Fuego gira en torno a Jacinda (que vaya nombre, hija mía), una draki piroexhaladora (escupe fuego) que, al contrario de lo que pone en la sinopsis, es prácticamente secuestrada por su madre y huye de su manada con su familia contra su voluntad.

Su madre, egocéntrica y cabeza cuadrada como ella sola, se empeña en llevar a Jacinda a un lugar donde su draki vaya muriendo, un desierto (pues los drakis necesitan tierra fértil y viva para mantenerse), con la idea de que nunca jamás las encuentren.

Aquí nuestra protagonista tiene que intentar sobrevivir en la hostilidad de este nuevo hábitat que le quiere arrebatar una parte vital de su esencia. Por suerte encuentra algo que despierta su draki más incluso que la tierra o las piedras preciosas: por lo visto, la atracción que siente por Will, el que debería ser su enemigo jurado.

Toda la novela trata sobre cómo intenta mantener a su draki, alejarse de Will, complacer a su familia y ayudarse a sí misma, todo a un tiempo, hasta que la situación se vuelve completamente insostenible y se ve obligada a tomar una resolución.


Estilo
El estilo de este libro me ha parecido profundo, emocional. Es una de las pocas novelas en primera persona del presente de las que puedo decir que realmente llega a narrar las emociones de la protagonista, te las hace sentir, sufres con ella incluso aunque no compartas sus sentimientos.


Personajes
Jacinda, la protagonista, es una draki única. La manada quiere que haya más como ella…Y por eso la emparejan con Cassian, el futuro alfa, para que sus hijos sean iguales, piroexhaladores como su madre. Desde que muestra su talento escupiendo fuego Jacinda es tratada como una pertenencia, un objeto, y nadie la valora por sí misma sino por su clase y habilidad. Si padre está muerto, su hermana gemela le tiene celos y su madre, que rechaza su mitad draki, la trata como si ser lo que es fuera una enfermedad. En cambio Jacinda ama ser draki, ama esa parte de su ser, y la traición y soledad que supone que su familia ni la entienda ni quiera entenderla le duelen. A pesar de eso ni se vuelve amarga, ni egoísta, aunque se lo dice a sí misma más de una vez. Yo la veo perdida, sin saber cómo salir de la situación a la que la han lanzado. Al principio es temeraria, sí; un poco cría y un poco estúpida, pero muy pronto la tontería inicial se le pasa y queda una chica desesperada que no encuentra una salida a su vida.

Tamra es la hermana gemela de Jacinda. Enamorada toda la vida de Cassian, que la ignora al ver que no puede convertirse en draki, sólo quiere vivir entre humanos y ser popular. Hay una película llamada “10 razones para odiarte”, en la que sale un personaje clavado a Tamra. Es una niña pija y egoísta que sólo piensa en ser popular, codearse con la élite del instituto y ser animadora. Ella es exactamente igual. Acusa a Jacinda de que todo tenga que ver con ella (su hermana), pero eso es mentira; Tamra parece completamente incapaz de ponerse en la piel de la protagonista y comprender que también sufre, y mucho.

Will es casi la salvación de Jacinda. Él es misterioso, intenso, bastante distante salvo con ella. Y aunque es un cazador de drakis, detesta cazar, detesta encontrarlos para que sean asesinados. De hecho es Will quien salva la vida de Jacinda en más de una ocasión, sabiendo lo que es y sin saberlo también. Su atracción y amor son sinceros, intensos e inamovibles: nada de lo que pueda pasar parece ser capaz de evitar que Will ame a la protagonista con todas sus fuerzas.

Después tenemos algunos personajes secundarios apenas perfilados; Xander, por ejemplo, da bastante miedo, es ladino, retorcido y parece bastante cruel, pero no se deja nada en claro sobre él; y Cassian parece alguien digno de confianza a pesar de su posición en la manada, a pesar de los pensamientos de Jacinda, ¿pero lo es realmente? Habrá que esperar para verlo.

Y ya la madre de las chicas es imposible de valorar. ¿Cómo puede elegir matar parte de su hija? ¿Qué madre escoge hacer algo así? No sabría por dónde empezar a hablar de ella ni de lo que me parecen su actitud y sus decisiones.


Otros

Lo mejor
- Los drakis
- La narración, muy bien perfilada en cuanto a las emociones de la protagonista
- La descripción de la manifestación draki, que te permite entender el proceso como no sucede con la mayoría de transformaciones en la literatura


Lo peor
- Aunque no son cosas que me parezcan mal sino que se trata de personajes que me caen mal, no puedo dejar de nombrar como lo peor a Tamra y su madre.


Nota final
Magnífica (9). Hasta el momento me ha gustado mucho, dejándome con ganas de más, mucho más. Hacía tiempo que una lectura no me complacía tanto como esta, así que estoy esperando hincarle el diente al siguiente volumen

lunes, 3 de marzo de 2014

Reseña
La Luna de Medianoche


Datos Técnicos
Título: La Luna de Medianoche
Autora: Sherrilyn Kenyon
Editorial: Editorial deBolsillo
Páginas: 208

Sinopsis
En el pasado fue un hombre famoso que se daba a sí mismo y compartía su dinero sin pedir nada a cambio…hasta que las personas que lo rodeaban empezaron a tomarse demasiadas libertades. Ahora Aidan no quiere saber nada del mundo, ni de nadie que forme parte de él.
Nacida diosa del Olimpo, Leta lo desconoce todo acerca de la realidad terrenal. Pero un enemigo despiadado la ha obligado a salir de su reducto de ensueño. Perdida, ha llegado a las puertas de la casa del único hombre que puede ayudarla: Aidan. Los poderes inmortales de Leta tienen su origen en las emociones humanas, y el resentimiento de Aidan es el combustible que ella necesita para poner en marcha de nuevo sus defensas.
Cuando una brutal tormenta de invierno los acorrale, Aidan y Leta deberán servirse del único poder capaz de salvarlos…o matarlos a ambos. La confianza.

Historia
La sinopsis no le hace justicia en absoluto. Pero para nada. Es torpe y sin la mitad de la sustancia que tiene el libro. Pero bueno, eso no es a lo que vamos.
Tratamos con una historia de desarrollo, de volver a confiar. Es bonita, aunque va algo rápido para mi gusto.
Ahí está Aidan, amargado, deseando estar solo y punto, que lo dejen en paz. Pero aquí llega Leta, que acaba de salir de un profundo sueño porque Algos, el dios del dolor, ha sido invocado por un mortal (menudo sopla·%&- el tío). Ella acude a Aidan porque su ira hace más grandes sus poderes divinos, dado que ella no tiene sentimientos a los que recurrir (incoherencia de aúpa: la chica se pasa toooooooodo el libro SINTIENDO, y la salida del final de “la maldición de Zeus se está debilitando” me parece un as sacado de la manga).
A una velocidad abrumadora nace el romance, un romance intenso que augura acabar en desastre. Y es que ella es una diosa, y él es un mortal.
El final, como sucedió con el otro libro que leí de esta mujer, es un estropicio. A trancas y barrancas hacemos que Leta mate a Algos una vez derrotado, y Zeus la mata a ella, y, ¡oh, mira tú qué bien!, el bueno de Hades la devuelve a la vida para que esté con Aidan como humana. Pues no sé yo. Estaban mejor quedándose separados, era más realista.

Estilo
Si me pongo muy, pero que muy quisquillosa, la puntuación no es perfecta…Pero por lo demás me gusta. Descripciones agradables, no pesadas, y escenas de romance muy bien hechas.
Aunque también, como la otra vez, los momentos de dolor son algo…insulsos. Faltos de sustancia. No es como si sintieras nada de todo eso.

Personajes
Tenemos a los dos protagonistas…
Aidan me parece muy bien construido. Es coherente con su vida, un gran hombre que se ha visto arrastrado a la amargura por las personas que lo rodean. Pero, al final, logra volver a confiar.
Leta…ya no me parece tan bien. Si partimos de la base de que lleva una supuesta maldición de Zeus que le impide sentir, y se pasa todo el libro sintiendo…eso ya la hace algo incoherente, por mucha salida fácil que aparezca al final. Y no sé qué idea tendrán los demás de una diosa onírica, pero yo no de una Jackie Chan femenina, no sé cómo lo veis.
En cuanto a los secundarios, bueno, al uso, como siempre sucede. Los dos malos malosos que son malos sin ningún motivo, Donnie y Algos. Perséfone, una segunda salida fácil para alcanzar el final feliz. Hades, el poderoso dios del inframundo, convertido en un corderito tierno. Y la lista sigue, pero no vale la pena.

Otros
No tengo quejas de esta portada. Hay que decir que ese chico es bien guapo y todo eso…Ehem.

Lo mejor
—El desarrollo de Aidan

Lo peor
—Las salidas fáciles que evocan a un final forzosamente feliz


Nota final: Regular. De por sí, no me gustó tanto como otras obras de la misma autora, quizá porque es demasiado rápida para la historia que narra. Y además el final, las salidas fáciles…Desmejoran muchísimo lo que podría haber sido un libro precioso.