jueves, 27 de marzo de 2014

Recomendamos Escritores
Nora Roberts

El primer libro que compré de esta escritora fue La Cruz de Morrigan, que, aunque no lo sabía en aquel momento, abría la saga de El Círculo, una trilogía de magia, lucha entre el bien y el mal, y, naturalmente, mucho y ardiente romance.

Recuerdo el día en que lo compré. En aquel momento tenía la temporada obsesionada con la mitología celta, y al leer Morrigan fue como "ooooh". Miré la sinopsis. Magia, demonios. Oooooh otra vez.

No puedo decir que en aquel momento se convirtiera en mi favorita. Sí, me gustó mucho la novela, y compré las otras dos de la saga, pero en eso quedó la cosa. El estilo de Nora Roberts se me hizo en ocasiones un poco recargado, y otras veces, carente de la emoción que debía expresar un momento de mucho estrés, como era un combate (aunque las escenas de amor las borda que da gusto).

No pasó, por tanto, a ser particularmente especial para mí.

A veces las emociones aparecen de súbito. "Oh, dios, esto me encanta, lo quiero", y ya lo tienes. A mí me ha pasado con mis escritores favoritos, al menos, desde el principio los he adorado con la fuerza de un huracán (oh, pero qué bonito). Con Nora Roberts no fue así: Nora Roberts ha ido calando, desde un "no está mal" hasta un "oh, ¡libro de Nora Roberts! A por él".

Porque algo que tiene Nora Roberts es que las historias que cuenta son tan tangibles, tan reales y cercanas...Las parejas  te las puedes encontrar a la vuelta de la esquina. No son personajes perfectos ni cuadriculados. Son flexibles, grises, con lo bueno y lo malo de la humanidad.

Nora Roberts es la clase de escritora que te llega, que te cala hondo con sus novelas.


Si te gusta el género romántico, siempre con un trabajado trasfondo y un argumento variado e interesante, Nora Roberts es tu chica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario