sábado, 3 de mayo de 2014

Daily
El Precio del Ebook

Y aquí venimos con uno de los temas, lo sé, más recurridos últimamente en los blogs de literatura: el precio del libro electrónico.

Todos podréis imaginar la cantidad de trabajo que hay detrás de un libro, de eso no hay duda. Escribir, corregir, leer una vez y otra y otra, después maquetar, hacer una portada, en ocasiones traducir… Mucho trabajo, y en el caso editorial, de muchas personas.

Pero hay un detalle importante en este asunto: uno de los grandes, grandes gastos a la hora de publicar un libro radica en la impresión. Si no hay impresión, ese gasto no existe. Y como ya sabemos… El libro electrónico no se imprime.
                
Entonces, puesto que el gasto más pesado de la publicación desaparece, lo más obvio sería que el libro, mucho más accesible conforme avanzan las tecnologías, fuera a un precio ya no asequible, ¡barato! ¿Quién puede pensar que un ebook valga ocho euros? ¿Diez?

He llegado a ver libros electrónicos que valían quince euros. Quince. Un archivo, un sencillo archivo de ordenador, uno que en su producción no ha tenido que ser copiado una y otra vez. Nadie ha estado transcribiendo ese libro mil veces para que haya mil copias, no; aun así, el libro electrónico alcanza precios desorbitados que a veces son excesivos incluso para una versión impresa.

Las editoriales más famosas inflan sus precios de una manera que roza lo insultante. Insultante para nosotros, que amamos la lectura y tenemos que gastar un dineral por productos que no valen lo que valen, y lo dice una persona que se lanzó al mundo de la autopublicación y, al menos un poco, sabe de lo que habla.


Los precios que nos hacen pagar por muchos libros electrónicos es una salvajada. ¿Qué opciones nos dejan? O compramos, o dejamos de leer… O el caso en el que muchos caemos, descargamos. Porque cuando te quieren vender un producto a diez euros que no debería valer ni tres, al final te lo planteas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario