sábado, 14 de junio de 2014

Daily
Piratear la literatura

Siguiendo el hilo de otros de nuestros posts de opinión, como El Precio del eBook y el precio abusivo en la literatura, queremos hablar sobre un gran tabú en el mundo literario: piratear libros.

Y es que si ya antes del ebook había gente lo bastante aburrida como para copiar a ordenador un libro y distribuirlo gratuitamente, ahora más. No hay que rebuscar mucho para dar con páginas de descarga de libros electrónicos en los que se puede encontrar una gran variedad de obras… Sin el permiso del autor, obviamente.

Y desde el lado del escritor es algo que me enferma. Pones todo tu esfuerzo en una novela, logras publicarla… ¿Y que algún desalmado te la piratee? ¡Desgraciados él y todos los que se bajen tu obra, sin darte a ti lo que justamente mereces! Porque puede que escribas porque te guste, porque ames escribir, pero eso no significa que no quieras, ¡o debas!, obtener un beneficio por ello.

Pero luego nos encontramos con el otro lado de toda esta historia: el lector que ni puede, ni quiere ni debe pagar ocho euros por un libro electrónico, veinticinco por uno en papel. Cuando una editorial (o un autoeditado al que se le han subido mucho los humos, que también los hay) infla los precios de esta manera, ¿qué opciones le quedan al lector que no tiene ese dinero, o que sencillamente no piensa pagar esa barbaridad? ¿Dejar de leer?

No nos engañemos, ningún verdadero lector sería capaz de dejarlo. Esta es nuestra droga, y no tenemos ni ganas de desengancharnos, ¿verdad?

De modo que muchos se vuelven a los portales de internet donde encontrar esas novelas que quieren leer y no pueden obtener si no es pagando ocho, diez, ¡quince euros! Por ellas.

Y realmente, ¿se les puede culpar?

¡Mucho cuidado! No estoy diciendo que esté bien, ni piratear ni leer libros piratas. Cuando te encuentras un libro electrónico que vale un euro en un portal de piratería… Eso es una estupidez. Cualquiera puede tener un maldito euro para comprar un maldito libro; si no tienes un euro para un libro, entonces tampoco tienes para internet, ¿no te parece?

No voy a mentir: antes de comprarme un libro físico de 20 euros que no sé si me va a gustar, voy a ver si puedo descargármelo, porque si no me gusta me habría arrepentido muchísimo, pero si me gusta, lo voy a comprar. Así están las cosas, para qué nos vamos a engañar.

Tampoco voy a mentir si digo que si encuentro un ebook de hasta 4 euros que me interese, lo compro, porque esos 4 euros sí los puedo gastar en probar. ¿Pero ocho? ¿Diez? ¿Estamos de coña?

Pues no. En mi caso no paso por el aro de comprar libros, físico u electrónicos, a precios desorbitados. Si son aceptables sí, por supuesto, porque soy escritora y no querría que me piratearan. No obstante, como escritora, sé que si alguien me piratea será por rata, porque nunca, jamás, pondré un precio desorbitado a mis obras.

Y en eso radica la cuestión, ¿no?


¿Y tú? ¿Estás dispuesto a pagar veinte euros por un libro físico, diez por uno electrónico, o te tiras a la piscina de la piratería literaria? ¿Qué piensas al respecto?

2 comentarios:

  1. Bueno, voy a ser sincera contestando aunque a algunos no les guste mi pensamiento, es el que a mí me parece más justo.

    Yo hago ambas cosas. Si por ejemplo es un libro en inglés, que no está traducido en ninguna editorial al español, si puedo bajármelo traducido de algún blog y pirateado, me lo bajo, vamos, a la primera y sin dudar.

    Peeeero, si es de un escritor latino no, lo compro siempre y si es muy caro, no lo compro, aquí como alguien me dijo una vez hago de doble moral si, pero es lo que veo justo, no voy a joder al escritor hispano que intenta sobresalir y darse a conocer, me daría remordimiento de conciencia aunque sí lo hago en escritores extranjeros que no traducen al español. Yo viví con un antiguo amigo escritor lo que cuesta escribir, la ilusión que le pones, las horas, las preocupaciones porque no te salía como te gustaba etc; como para intentar hacerles la faena.

    Lo que también hago y los que me conocen saben que es así y que no miento, es comprar y dar una oportunidad a los escritores noveles, sean el tema que sea el que saquen en un libro, si tienen un precio asequible lo compro. Darles mi opinión ya luego me cuesta más, porque no soy experta y solo me guío por si me gusta o no me gusta, lo que a mi me llena en un libro a ti a lo mejor te parece una soberbia tontería, pero si intento darles una mínima ayuda y ánimos al comprar su libro.

    ¿Que el libro es caro pero al escritor/a lo conozco y voy sobre seguro? pues me ajusto ese mes el presupuesto y lo compro por supuesto, no hay otra, aunque también reconozco que se pasan bastante con estos tiempos que corren en algunos precios.

    Así que en resumen, hago un poco de todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, es que hay que saber matizar. ¿Piratear un libro que vale un euro? Cojones, pues no, el euros eguro que puedes sacarlo de alguna parte. ¿Piratear el que vale 8? Mmmmmmm... Va a ser que no suena tan mal, ¿verdad?

      A mí en lo personal me repatea mucho, pero muchísimo, que se pirateen a los autopublicados. Es muy jodido el mundo de la autopublicación, ¿y encima hay que poner las trabas de la piratería por obras que están tiradas de precio? Venga, hombre, ¿se puede tener más mala hostia?

      Eliminar