miércoles, 18 de febrero de 2015

No eres nadie sin un sello editorial

Como algunos ya sabéis, recientemente publicamos un libro por editorial: Amor Perdido, con ediciones Babylon.

Como también sabéis, somos dos chicas que hemos autopublicado ya tres novelas, algunos relatos, spin-off, y hemos participado en varias antologías. En Athalia’s no paramos nunca.

Para cuando Amor Perdido fue anunciado a través de la editorial ya llevábamos bastante tiempo por nuestro lado. Todos los amigos, conocidos y familiares sabían perfectamente que llevábamos una trayectoria, que hacía ya tiempo que autopublicábamos.

Al publicar la segunda de nuestras novelas, Sacrificio, la acogida fue distante. Lo aceptamos, pensando que así eran las cosas, que teníamos que esforzarnos todavía más para conseguir una respuesta positiva de nuestros conocidos.

En cuanto Amor Perdido fue anunciado nos llovieron las felicitaciones y se dispararon las compras.

Amor Perdido es una novela publicada por una editorial, y Sacrificio no. Sacrificio no da la talla, entonces, no vale nada; en cambio Amor Perdido sí, al fin y al cabo una editorial ha puesto su sello para demostrarlo.

¿No es una idea muy triste? ¿No es patético que todo nuestro esfuerzo en la autopublicación no signifique nada, mientras que un sellito editorial sea sinónimo de calidad obligada?

Son las mismas manos las que escriben. Las ideas y los personajes han salido del mismo sitio. La única diferencia radica en que Amor Perdido fue enviada a la editorial antes del nacimiento de Athalia’s, y después decidimos autopublicar lo demás.

¿Por qué la aprobación de una editorial es tan importante? ¿Por qué creemos que solo entonces lo que vamos a leer tiene la calidad suficiente para merecer nuestro tiempo? ¿Por qué el que autopublica tiene que luchar el doble para obtener la mitad de resultados?

Como autopublicado te vas a enfrentar muchas veces con el prejuicio. Si autopublicas es porque las editoriales, que son las que saben, no te han querido. No es posible que sea una decisión personal, que quieras encargarte tú mismo de todo: simplemente tu novela no vale lo mismo por sí misma que si tuviera un sellito.

Es así de ridículo.

8 comentarios:

  1. Desde mi punto de vista, los lectores aún tienen en la cabeza la asociación de sello editorial como sello de calidad. Creo que el hecho de que cualquiera pueda publicar gratis está aumentando tantísimo la cantidad de novelas por leer que supera con creces la demanda y, para muchos lectores, elegir un libro u otro puede depender de si va acompañado o no de un sello editorial. De cualquier forma, las editoriales siempre cuentan con una posibilidad de publicidad mucho más grande que los autopublicados...

    Hay muchos libros por leer y es complicado llegar al lector. Como siempre, lo más efectivo es "estar en todas partes" (desde pequeñas librerías a grandes superficies), aumentar la posibilidad de ser leído y así de ser recomendado.

    Ser autopublicado es difícil, muy difícil, dependiendo del autor. Conozco autopublicados que están más que satisfechos con su forma de distribuir y los resultados de Amazon y otros, como yo, a los que se les hace muy cuesta arriba dependiendo en qué temporada. Si tu objetivo, más allá de compartir escritos, es vender y ganar dinero, tienes que ser comercial de tu obra y ese punto es especialmente complicado. No imposible, pero es un trabajo descomunal y para el que no existen guías de pasos realmente efectivos...

    Un besote y enhorabuena por esa publicación. Estoy deseando leer Amor Perdido ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente, ese concepto es el que tienen muchos lectores, y es erróneo: que la editorial implique calidad. Sí, e sverdad que hay tanta literatura de baja calidad que uno ya desconfía... pero yo he visto verdaderas burradas de editorial, todavía peores que muchas novelas autopublicadas. Así que no sé.

      Muchas gracias por pasarte por aquí ^_^

      Eliminar
  2. La gente tiene esa cosa en la cabeza, de: como no está publicado por una editorial es malo. Cuando ni siquiera saben si es el propio autor el que ha decidido autopublicar su obra, he conocido muchos libros autopublicados por sus autores que me han encantado y que están a la altura de cualquier libro de editorial.
    Pero es así, la gente tiene esa estúpida etiqueta en la cabeza. Yo no he escrito ningún libro ni autopublicado ni ninguno, pero tengo muchos amigos autores que autopublican y soy consciente del durísimo trabajo que supone hacerlo sin ninguna ayuda: edición, corrección, diseño, promoción... todo eso en las espaldas del autor. Y no se valora, es muy triste.

    Un beso y felicidades por la publicación, me gustaría mucho poder leerlo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Sary! De verdad que autopublicar es muy difícil, la gente no se da cuenta de cuánto hasta que no se mete en el berenjenal, doy fe de ello. Yo no sabía que iba a ser tan pero tan difícil... y aquí estamos.

      Eliminar
  3. Por suerte, la idea de que la autopublicación es de "baja calidad" o que un libro autopublicado es "menos" que uno publicado por un sello editorial va desapareciendo poco a poco. Sobre todo porque se pueden encontrar libros publicados por sus propios autores con igual e incluso mejor calidad que aquellos que publican algunas editoriales. La diferencia está en que la editorial cuenta con unos recursos (canal de distribución, capacidad de promoción, etc.) que el autor independiente no siempre tiene, pero son cuestiones que no tienen que ver con el libro en sí ni con su trama, calidad, etc.
    La autopublicación existió siempre y hubo una época -antaño- en la que las editoriales la consideraban clave que primero un autor apostara por sí mismo, autopublicando sus obras, para luego hacerlo ellas.
    Doy fe, porque trabajo con "autores sin editorial", que el trabajo que hay detrás de un libro lo abordan del mismo modo que lo haría una editorial y a veces mejor.
    Parte de los prejuicios han sido creados por el mismo sector editorial, que ve en la autopublicación una amenaza a su negocio. Si un autor puede publicar por su cuenta ¿para qué quiere una editorial?; parte porque desde que las herramientas de autoedición y plataformas online están al alcance de todos se publican textos sin edición ni revisión, ni maquetación, etc. Pero siempre existió en todos los sectores diferentes calidades...
    Al final, es el lector quien separa la paja del grano. Y considero que cada vez más veremos "autores mixtos" que publican algunas obras bajo un sello editorial y otras por su cuenta.
    Saludos y éxitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ojalá, Mariana! Estoy deseando que esa idea pierda fuerza hasta desaparecer, porque resulta insultante.

      Muchas gracias por pasarte por aquí ^_^

      Eliminar
  4. ¿La gente no se plantea que quizá muchos de los autopublicados ni siquiera han optado por probar suerte con editoriales? Alomejor es que simplemente son felices con lo que hacen, quieren que la gente los lea, y el mundo de la editorial es demasiado díficil y más con la cantidad de autores que hay. Así que, ¿si nadie ha juzgado su libro porque tiene que ser malo?

    En fin! Lo cierto es que, aquellos que se niegan a leer o critican a los autopublicados, son los que seguramente, no ciertamente, se estén perdiendo grandes historias. Yo por mi parte leeré tantos como pueda, y entre mis lecturas hay muchas maravillosas que no tienen a una editorial detrás.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, no importa si tienes un sello o no, si tu obra es buena. El problema radica en que mucha gente se ha lanzado a publicar con amazon sin pasar por un mísero corrector de word, y esa es la calidad desastrosa que se ve... y que hace que la gente crea que TODOS los autopublicados son así. Un poco triste, ¿no?

      Nos vemos por aquí, muchísimas gracias ^_^

      Eliminar