miércoles, 4 de febrero de 2015

Lecturas por las que no sería capaz de pasar

Hace tiempo, cuando Laura Gallego empezó a publicar la saga de Sara y las Goleadoras, sentí que se me echaba el mundo encima. ¡Fútbol! ¡Uff! ¿Cómo podía pasar por ahí? Es una de mis escritoras favoritas, ¿pero cómo voy a leerme una saga entera de fútbol, con lo que lo detesto?

En aquel momento era una lectura por la que no podía pasar. No tenía valor para disfrutar una novela sobre uno de esos temas tabú.
Pero al final mi tía me regaló el primero, y logré leerlo. No estuvo tan mal, y aunque la saga la dejé en el tercero, no guardo mal recuerdo y sé que acabaré por terminarla.

Sigue siendo un tema tabú que no quiero volver a pisar, pero puede decirse que Sara y las Goleadoras es una excepción. La única.

Hay otros temas tabú, otras lecturas que no podría tragar.

Recientemente Kate Danon (autora de Una Mágica Visión, una novela que nada más terminarla se convirtió en una de mis favoritas) ha publicado un nuevo libro. En esencia trata de una periodista de revista del corazón.

Auch.

La frivolidad del mundo del corazón me pone enferma. Esa manera de meterse en la vida de los demás, de joder, molestar, incordiar y acosar, todo eso se me hace espeluznante. Vamos, que me da un asco tremendo.

Pero es Kate Danon. Quiero hacer el esfuerzo, igual que lo hice con Laura Gallego y su Sara y las Goleadoras. ¿Pero voy a poder? El mundo del corazón me disgusta bastante más que el fútbol… y eso es mucho decir, ya.

He tenido otros temas tabú a lo largo de mi vida, pero la mayoría los he ido superando. ¿Erótica? Hecho. ¿Policíaca? Hecho. ¿Clásicos? Hecho. ¿BDSM? Hecho (siempre recordaré cierta versión de la Bella Durmiente, verdaderamente espeluznante).

Son pocos los que siguen conmigo. El mundo del corazón es uno de ellos. El fútbol no querría repetir, pero sería capaz. Otro tema tabú, la religión lleva a un extremo.

Aun así me considero una lectora bastante abierta. Puedo disfrutar más (juvenil, romántica) o menos (policíaca, terror), pero si me interesa, lo leo. Aun así hay ciertas cosas con las que no me siento cómoda.

¿Y vosotros tenéis esos temas que no leeríais?

No hay comentarios:

Publicar un comentario