viernes, 29 de mayo de 2015

Minireseña:
La Canción de Annie,
de Catherine Anderson


Tengo que empezar por decir que al buscar el libro encontré varios sitios para descargarlo, pero ninguno para comprarlo. No está en kindle. No está en la casa del libro. No está en la fnac. No está en ninguna parte. Así que, nada, me lo bajé.

Y me parece profundamente insultante que no se pueda comprar, porque este libro vale mucho más que buena parte de los desechos literarios que rondan en el mercado hoy en día.

La Canción de Annie es una novela totalmente preciosa, natural, perfecta. Cuenta una historia atípica, un amor que evoluciona. Los personajes son entrañables, del primero al último. Ni siquiera el malo es tan malo como podría ser, sencillamente es humano, uno de la peor calaña, pero nada más que un ser humano.

En esta historia nos encontramos con el egoísmo, con la estrechez de miras, con el miedo que empuja a una persona a no confiar en los demás… o a esconder lo que cree que es un problema. ¡Dios!, cuando vi a la madre de Annie maltratarla porque pensaba que era tonta, a mí me daban ganas de devolverle las hostias. Me parece estupendo que se otros la perdonen por su estupidez, pero yo no lo haría, y como lectora, desde luego, no lo hago.

Annie es maravillosa. Es evidentemente una niña, pues no la han dejado crecer, pero ves cómo se va desarrollando, cómo pasa de ser esa niña grande a ser una mujer. Es mucho más adulta de lo que todo el mundo cree, la única diferencia con cualquier otra persona es que no se le ha enseñado a comportarse en sociedad. Su actitud libre y natural me ha encantado.

Y Alex, ay. Es que es puro amor. No hay más que decir sobre él, es absolutamente adorable y perfecto.

En resumen, la novela es una maravilla de principio a fin, y es muy insultante que esté totalmente descatalogada. Si alguien sabe dónde comprarla, por favor, que me lo haga saber.

5. ¡Léelo!


2 comentarios:

  1. No lo conocía pero me llama mucho la atención :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Es un libro precioso! Pero para encontrarlo, tela... Vaya, yo lo he acabado comprando en inglés ¬¬

      Eliminar