domingo, 1 de noviembre de 2015

Minireseña:
El Aliento de los Dioses,
de Brandon Sanderson


Este hombre es un genio. Tiene una imaginación totalmente deslumbrante, desbordante, increíble. Es capaz de crear de la nada ya no solo culturas, historia del pasado y rasgos sociales únicos, no solo hila y perfila religiones distintas a todo lo que había visto antes… es que hasta los poderes que crea son incomparables.

En esta ocasión, tenemos el biocroma. Es la vida, pero también el color. Una comparación muy interesante. Cuanto más biocroma (llamado aliento) tienes, mejor ves el color, más consciente eres de lo que te rodea, y puedes llegar a despertar (hacer que se muevan) cosas inertes.

A eso súmale una historia que no te deja descansar, de verdad. Hay amigos y enemigos, malos entendidos, confusiones, buenos que son malos y malos que son buenos. Como me sucedió con Elantris, al acabar fui incapaz de hacer nada, porque era… era demasiado para mí.

Una novela increíble, llena de personajes muy humanos. Me enamoré hasta las trancas de Sondeluz, aunque me pudo la ternura de cierto otro dios. ¡Me dio una pena…! Incluso Siri, que auguraba que no me iba a gustar, me cayó bien. De hecho la que me acabó cayendo un poco pesada fue Vivianna, que yo suponía que me iba a gustar.

Un libro de contradicciones donde las haya. Como con Elantris, no ha sido para nada lo que me esperaba, ha sido mejor. Aunque no me ha gustado TANTO como con el otro, ha sido una maravilla.

4. Recomendado



No hay comentarios:

Publicar un comentario