miércoles, 13 de enero de 2016

Microrelato:
Por favor, sea breve

—Por favor, sea breve —dijo el hombre, desapasionado.
La mujer hizo un leve mohín. Luego, con movimientos elegantes, rodeó el escritorio, tomó al otro por los hombros para volverlo hacia sí y lo besó en los labios, larga, suavemente.
Sin esperarlo, él se hundió en aquella boca húmeda, cálida, acogedora. Sus manos, sin su consentimiento, se cerraron en la cintura de ella para atraerla hacia sí.
La mujer se separó entonces y lo miró a través de las largas pestañas. Él estaba estupefacto. Ella, satisfecha, sonrió como una gatita y se marchó del despacho.
—Sí —murmuró el hombre—. Muy breve.


*****************

Este microrelato nació a raíz de un concurso, en que no se podía superar cierto número de palabras (número que no recuerdo, ¡lo siento!) y que debía comenzar con la frase "Por favor, sea breve". Esto es lo que salió. ¿Qué os ha parecido?

No hay comentarios:

Publicar un comentario