domingo, 7 de febrero de 2016

La Derrota de un Soltero (McKade 4),
de Nora Roberts


En esta última parte de la saga MacKade nos centramos en el cuarto hermano, Shane, que es un ligón pero de una clase maja, alegre. Es encantador y muy casero, e igual de peleón que los otros tres.

La protagonista femenina es una doctora en más materias de las que puedo contar, e interesada en la parapsicología. Su nombre es Rebecca y, aunque de entrada te la quieren vender como un ratoncito tímido y adorable, es una persona analítica que en los últimos meses ha desarrollado la capacidad de aparentar frialdad y seguridad en sí misma.

Rebecca por dentro me ha gustado bastante, pero no como para tirar cohetes. Lo mismo pasa con Shane. La historia que comparten es el final de la saga, el último apunte a los fantasmas: los de la granja MacKade. Shane se niega a hablar de ello, y aunque al final explica por qué, no es una conversación que acabes de comprender.

En general, en toda la saga las cosas pasan muy deprisa, muy por encima, y no llegas a sentir los tropiezos y los obstáculos. Esta novela no ha sido una excepción.

3. Para Pasar el Rato

No hay comentarios:

Publicar un comentario