miércoles, 27 de julio de 2016

Autopublicación: pros y contras

Como ya sabéis, nosotras somos escritoras autopublicadas. Tomamos la decisión sin presiones, y desde luego no teníamos un rechazo editorial a nuestra espalda para decidir que si ellos no nos querían, lo haríamos por nuestra cuenta.

No, fue nuestra decisión, porque así creíamos que íbamos a tener un control mayor sobre nuestros bebés.

Y es cierto.

Pero cuando vas a empezar a menudo no sabes, no sabes DE VERDAD los pros y los contras de la autopublicación. Así que para ti, si estás pensando en autopublicar, es esta lista:

Pros
—Es cierto, controlas tu obra en todos sus aspectos.
—Tú decides cuánto cobras, y no un tercero. En createspace (la plataforma de libros en papel de Amazon), por ejemplo, te recomiendan un precio, en función de la cantidad de páginas, pero a partir de ahí tú decides.
—Tú decides cómo manejas la publicidad.
—Nadie toca la portada sin tu consentimiento y opinión.
—Nadie toca EL CONTENIDO sin tu consentimiento y opinión.
—Tú tienes, siempre y sin lugar a dudas, la última palabra.

Contras
—Si te han dicho que autopublicar es gratis, mmmm… piénsalo otra vez. Probablemente necesites contratar a un ilustrador que te haga la portada, y un maquetador para el libro. Y sería ideal que la novela pasara por un corrector. Todo eso significa dinero.
—Tomar tú todas las decisiones también implica que te roba mucho tiempo de escritura y de otras cosas. Tenlo en cuenta.
—Ser autopublicado significa que no tienes una empresa que te respalde en la publicidad… o sea, que eres tú quien tiene que buscarse las habichuelas y promocionar su obra y su sello personal.
—Por desgracia, también hace que muchos te tachen automáticamente de su lista de navidad. Si eres autopublicado, significa que no vales nada como escritor, y punto.

A nosotras la verdad es que nos compensa, aunque eso no quita que de vez en cuando busquemos el apoyo de una editorial (como es el caso de Amor Perdido, y otra novela cuyo nombre no voy a revelar, que está siendo valorada). Pero mayormente somos autopublicadas, y nos gusta que así sea… para bien o para mal.


Autopublicarse es un trabajo muy duro, pero puede llegar a ser muy gratificante. Estás advertido.

2 comentarios:

  1. ¡Genial entrada! Creo que los escritores que se autopublican tienen mucho mérito porque sobre todo el hecho de dar publicidad a tu obra debe ser muy difícil. Yo no escribo y sinceramente no sé si lo haré en un futuro pero tendré muy en cuenta vuestra información.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, cuando te metes en esto no te haces verdaderamente una idea de lo duro que va a ser... Pero lo vale ^_^

      Eliminar